BlogQué visitar en Cantabria

POSADA RURAL NACIEBRO, UN LUGAR DE DESCONEXIÓN UN SITIO PARA DISFRUTAR

posada Naciebro exteriores
Comparte este artículo
SUSCRÍBETE

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y entérate de los mejores eventos y actividades en Cantabria

Please wait...

¡Gracias por suscribirte!

QUÉ HACER EN CANTABRIA…

mayo 2024
LMXJVSD
   1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   
« Abr  Jun »

TE INTERESA
CARTELERAS
Cartelera de la Filmoteca de Cantabria en Santander
SALAS DE CONCIERTO

Os voy a contar mi fin de semana en Fontibre, mi estancia en la Posada Rural NaciEbro.

La llegada fue sorprendente, una casa de ensueño preparada al detalle, en un lugar donde te conectas con la naturaleza y a su vez desconectas de la vida cotidiana.

Nos dirigíamos a Fontibre una localidad del municipio de Hermandad de Campoo de Suso, y los paisajes son de lo más bonito. Cuando llegamos a la posada, allí nos esperaba Carlos con una sonrisa y ganas de enseñarnos muchas cosas. Queríamos un fin de semana activo y ¡lo conseguimos! Pero a su vez también tuvimos nuestro momento de relax y pudimos disfrutar del confort del que la posada dispone.

Nos pusimos las playeras y marchamos a hacer nuestra primera ruta, fuimos por caminos con grandes vistas y, durante el trayecto, Carlos nos explicaba muchas cosas de las que aprendimos un montón.

posada Naciebro entorno

Al finalizar nuestra ruta llegamos a la posada. Nos esperaba Piedad con la mesa puesta y una rica comida, todo casero. En la mesa no faltaba ningún detalle.

Después de una larga sobremesa iban contándonos todas las actividades que se pueden hacer por los alrededores de la posada, tanto en verano como en invierno. Rutas en bicicleta, senderismo, temporada de esquí… o venir a conocer “La Berrea”. Un famoso ritual que cada año enfrenta a los ciervos por ganarse el favor de las hembras, en la que el propósito es ver nacer nuevas crías, para garantizar el futuro de la especie. Si te gusta la naturaleza este es un espacio para crear experiencias mágicas.

 

Nos fuimos a descansar un poquito y relajarnos en nuestra habitación, a la cual no pude dejar de hacer fotos. Mirase por donde mirase todo era espectacular.

posada Naciebro interiores

Por la tarde salimos con Carlos, siempre atento a nosotros, a conocer lugares de los alrededores. Nos llevo al famoso Castillo de Argüeso, donde pudimos apreciar justo ese fin de semana la “Jornada de recreación Histórica” gente con trajes típicos, duelos y combates…

Seguido al castillo visitamos el Poblado Cántabro, se trata de una recreación de la edad de hierro, con sus viviendas, enseres cultivos y animales. El poblado es un trabajo de arqueología donde a través de actividades y talleres, los visitantes se pondrán en contacto con la naturaleza y la forma de vida de nuestros antepasados, realizando así un autentico viaje en el tiempo.

posada Naciebro alrededores

 

Agotados de todo el día, llegamos a la posada. Nos duchamos, disfrutamos de una rica cena y después de charlar un rato nos fuimos a dormir sabiendo que nos esperaba un domingo inolvidable. Fue acostarme y pensar en qué nuevas experiencias viviría mañana.

El domingo por la mañana, madrugué y me bajé hacer fotos de la posada, ¡no me podía ir sin llevarme un recuerdo!

posada Naciebro exteriores

Investigué cada rincón, me fijé en cada detalle, todas las habitaciones con nombres, al igual que sus llaveros tallados en madera… adornos rústicos, albarcas…

posada Naciebro detalles casa

 

Ya listos para desayunar, Piedad nos volvió a sorprender con un desayuno para… ¡chuparse los dedos! Con una música de fondo para relajarse, los rayos de sol entrando por las ventanas… y sus sorprendentes dulces caseros. ¡Cada comida que ponía me gustaba más!

posada Naciebro desayunos

Al terminar nuestro desayuno, Carlos nos llevó en su coche preparado para los montes, a ver zorros, corzos, venados y muchos más animales salvajes (por caminos alucinantes) mientras nos explicaba la famosa “Ruta GR-99”. Yo no la conocía, pero muchos caminantes disfrutan de una grata, segura y respetuosa experiencia en la naturaleza. ¡Seguro que algún día nos animamos!

Después de contemplar la naturaleza, los animales… fuimos a ver el nacimiento del río Ebro, manantial situado a 880m. de altitud. Y allí descubrimos que esos paisajes teníamos que verlos tanto en verano como en invierno.

 

 

El fin de semana iba terminando, y no podíamos irnos de allí sin dejarles un regalito. Son unos anfitriones excelentes, no te falta de nada. El trato, la amabilidad, todo lo que aprendí y sobre todo, el buen rato que pasé con ellos es una de las partes fundamentales que me llevo. Si a todo ello le adjuntamos el lugar, la casa, sus comodidades, las vistas y todas las actividades que allí puedes hacer, estoy segura que como yo, ¡quieres volver!

posada Naciebro detalle

Y como Carlos me dijo cuando llegué, este va a ser un fin de semana que no vas a olvidar, realmente así fue…

UN FIN DE SEMANA INOLVIDABLE

 

 

 

Más info en www.posadanaciebro.es
Twitter: @posadanaciebro

 

 

Ir al contenido